Entradas

oposiciones ya nsiedad

PAUTAS A TENER EN CUENTA POCO ANTES DE UN EXAMEN DE OPOSICIÓN

Qué tener en cuenta poco antes del examen de oposición

En este nuevo post vamos a tratar el tema de la ansiedad que causa enfrentarnos a un examen de oposición.

En el despacho de javierpsicologomalaga.com es un demanda que nos encontramos a menudo, opositores que han hecho un fantástico trabajo de preparación pero que llegado el momento se quedan en blanco u obtienen un resultado bastante peor del que esperaban debido a la ansiedad.

En este artículo nos vamos a centrar en las semanas anteriores al examen o los días previos, por lo que damos por hecho que la preparación en cuanto a estudio, planificación, temario y plazos ha estado hecha de una manera satisfactoria.

En una oposición el objetivo nunca ha de ser aprobar sino optar a plaza y para ello no hay más método que estudio, estudio y más estudio, algo que estamos seguros que ya has realizado el mes antes al examen.

A los opositores el día el examen les causa mucha ansiedad y no olvidemos que el exceso de ansiedad produce una bajada de la productividad, eso en una examen de oposición es tener plaza o no, por eso es tan importante además de trabajar la parte de estudio trabajar la parte psicológica.

 Pero, aquí viene la buena noticia has de ir con ansiedad al examen, ya que un poco de ansiedad puede convertirse en tu aliado,  una ansiedad que te mantenga alerta, despierta, con los cinco sentidos en guardia ante la prueba que tienes delante.

La semanas de antes (mínimo un mes) son muy importantes los ejercicios de visualización.

Vamos a entrenar a nuestro cerebro a través de la visualización en un objetivo, en una meta que queremos conseguir.

La semanas de antes (mínimo un mes) son muy importantes los ejercicios de visualización.
Vamos a entrenar a nuestro cerebro a través de la visualización en un objetivo, en una meta que queremos conseguir.

La visualización la realizaremos quince minutos al día en un lugar cómodo, con una alarma que nos indique cuando finaliza el ejercicio para nosotros solo dedicarnos a entrenar nuestro cerebro.

Debemos realizar una visualización completa, como nos levantaremos ese día, qué vamos a desayunar, que ropa me voy a poner, como iré al lugar del examen, qué bolígrafo utilizaré, botella de agua que voy a llevar y donde la colocaré en la mesa, cómo es la clase, qué sentiré cuando me llamen, cuando entré y me siente, cuando me den el examen, cuando lea la primera pregunta y siga con las siguientes… ufff sólo pensarlo estresa ¿no? El objetivo es este: vivenciar todo ese torrente emocional para que llegado el momento nuestro cerebro lo haya vivido y no le sea una situación desconocida, que sea algo a lo que sabe como enfrentarse porque le habremos entrenado para ello.

A la vez trabajaremos el tema pensamientos e iremos “llenándonos” de pensamientos positivos y realistas.

Como bien sabéis de otros post en javierpsicologomalaga.com trabajamos desde la Psicología Cognitiva: cómo los pensamientos influyen en nuestras emociones y nuestra conducta.

Imaginaos que no hemos hecho las visualizaciones, estamos ansiosos y llegamos al examen. ¿Os imagináis el tipo de pensamientos que tendríamos?

“Aquí hay mucha gente”
“Esto es imposible”
“Estoy perdiendo el tiempo”
“No voy a a aprobar”
“Voy a decepcionar a mi padre”
“Estaré en paro”
“Yo esto no lo vuelvo a intentar”

Y tantos y tantos del estilo. Estos pensamientos provocarán una serie de emociones negativas que darán lugar a una conducta cuando menos poco productiva, ansiosa o de derrotismo.

Nosotros que hemos estado preparando esta oposición durante meses, que hemos visualizado nuestro objetivo y que estamos trabajando nuestros pensamientos iremos creando pensamientos del estilo:

“Llevo meses preparando este examen”
“He hecho simulacros y no me han ido mal”
“Es cierto que una oposición es difícil pero mi preparación ha sido buena”
“Este temario lo tengo más que machacado”
“Hoy es el día de recoger el fruto de tanto esfuerzo”
“Es un examen importante, pero un examen”

Con este tipo de pensamiento no intentamos ni mentirnos ni quitar importancia a la oposición, pretendemos crear pensamientos positivos pero a la vez realistas que provoquen una emoción positiva que dé lugar a una conducta productiva que nos acerque al éxito, nuestro objetivo.

Por último recordar que el día anterior del examen es un día para cuidarse, intenta no hablar del examen, no repasar, no juntarte con otros opositores a resolver dudas: ¡ya no es momento!

El día de antes es momento de cuidar tu cuerpo con algo de deporte suave y cuidar tu mente con alguna actividad que te apetezca y te distraiga como cine, pasear o relajarte, has hecho buen trabajo y te lo mereces, ¡¡permitételo!!.