Entradas

ansiedad y nueva normalidad

Volviendo a la normalidad con mascarilla

Volviendo a la normalidad con mascarilla, gel hidroalcoholico, haciendo cola y esperando un rebrote

Pues sí esta es la tan cacareada “nueva normalidad”.

Una nueva normalidad ante la que estamos siendo consultados los psicólogos por la ansiedad y bajo estado de ánimo que está provocando a nuestro alrededor y a nosotros mismos.

A veces hemos hablado en este blog sobre la Ansiedad y cuál es el motivo, el por qué estamos sintiendo sintomatología ansiosa.

Es importante tratar la sintomatología para disminuir nuestro malestar, pero no menos importante es tratar el qué nos está produciendo ansiedad.

A nivel de pensamiento lo que más vemos en el despacho que está influyendo en nuestro estado de ánimo son tres factores:

  • Situación que hemos vivido. En este punto influye los últimos meses, todo lo sucedido a nivel sociedad y, en cómo hemos vivenciado la experiencia y las circunstancias personales de cada uno.

A nivel social ha sido tan extrema la situación que la sensación es de irrealidad, de haber vivido una película cuando íbamos a comprar, trabajar (quien tuviese que ir), bajar al perro, niños en casa y todo el sinfín de situaciones que se han producido. El comentario general es “Es como una película”.

A nivel individual depende, hay personas que han podido vivir un confinamiento “más amable” y hay personas que se han visto inmersas en situaciones muy difíciles por pérdida de empleo, enfermedad o relaciones conflictivas  a nivel pareja o familiar sin poder salir del domicilio.

No es lo mismo quien ha estado en casa sin la presión de un ERTE o sin recursos económicos que aquel que ha estado en casa confinado pero sin la presión de qué será de mí, qué será de mi familia. Hay que personalizar cada caso.

  • Situación que estemos viviendo. Habrá personas que tendrán que realizar un afrontamiento en circunstancias muy difíciles, habrán pagado un precio muy alto ante la pandemia. Son “pequeños o grandes duelos”, pérdida del trabajo, crisis de pareja, falta de recursos, salud y sin olvidarnos de las personas que habrán perdido a alguien en esta pandemia y no habrán podido ni despedirse de ese ser querido.
  • Incertidumbre ante lo venidero. “Una vez leí que la ansiedad era un exceso de futuro y la depresión un exceso de pasado”. Me viene a la mente esa frase para empatizar con las personas que sufren ansiedad o bajo estado de ánimo en estos momentos.

Habrá personas que estarán focalizadas en el futuro más inmediato ante el no saber qué hacer en estos momentos, y, habrá personas focalizadas en el pasado por lo vivido en estos últimos meses.

¿Qué podemos hacer?, ¿En qué te puede ayudar el psicólogo en Málaga?

Como siempre es importante personalizar cada situación y cada persona.

En psicología hay que hacer “un traje a medida” a cada cual, no vale lo mismo a uno que a otro.

A grandes rasgos, realizando un “traje universal” podríamos decir:

Si la ansiedad está centrada en no saber qué hacer, estar bloqueados ante el futuro más cercano nos centraremos en lo que se llama “Solución de Problemas”.

Es importante planificar objetivos, recursos con los que contamos y organizar hacía donde dirigirnos, como reconstruir nuestra “nueva normalidad”.

-Es importante no dejar volar la imaginación, no caer en los “y sí…”; hoy en día estamos viviendo algo no conocido por lo que no sabemos como irá desarrollándose la pandemia. Cuando nuestra cabeza empieza con los “y sí…” se produce un pensamiento catastrofista en que no suele haber y sus positivos.

-Si por el contrario estamos bajos de ánimo por lo vivido o las pérdidas que nos hayan acontecido, dirigiremos nuestra atención y energía a procesar esta experiencia vital e incorporarla a nuestro bagaje personal.

Habrá perdidas que posiblemente podremos recuperar como la salud o laboral, y, habrá perdidas que serán irreversibles como la perdidas de un ser querido, donde tendremos que trabajar el duelo que se ha producido.