Entradas

Terapia de pareja, 5 motivos para ir en pandemia.

En terapia de pareja una de las cosas que encontramos en el mundo de la psicología en Málaga, es el estrés provocado tanto en parejas que no tenían problemas como en aquellas que ya recurrían a terapia de pareja debido al confinamiento, a la situación de pandemia y la lógica preocupación por la situación excepcional que vivimos.

Por más que se normalice el cuadro de pandemia con el día a día en ocasiones es necesaria una terapia de pareja ya que durante la convivencia, más estricta que en otros momentos, pueden surgir roces o desavenencias, un estrés que quizás antes no se daba o que se ha visto incrementado por factores tanto internos como externos.

A lo largo de este post te vamos a dar 5 motivos por los que recurrir a la terapia de pareja en estos tiempos tan revueltos pero que poco a poco tienen visos de encauzarse.

1) Estrés de pareja: pasamos mucho tiempo confinados, conviviendo, minimizando el contacto con el exterior y con un buen motivo, y es un momento en el que la tensión y la fricción entre parejas, incluso en algunas muy asentadas. La terapia de pareja puede ayudar a disminuir y trabajar en esas fricciones antes de que empeoren o vayan a más.

2) Es seguro porque puede hacerse online, sin tener que salir de casa y trabajar esa terapia de forma segura y profesional. La adaptación a estos formatos está totalmente instaurada y es una garantía de poder asistir sin exponerse al exterior.

3) Cuando sintamos agobio, que nuestra pareja tiene manías en las que no habíamos reparado y que nos resultan irritantes, cuando hay menos comunicación que antes y más discusiones, es un buen momento para tomar aire y la terapia de pareja sirve para para prestar atención a esas señales y tratarlas.

4) Al sentir que cambian nuestras necesidades emocionales. Cuando en el mundo pre-COVID salíamos al exterior podíamos conseguir con los grupos de amigos, las salidas o paseos aliviar nuestro estrés o combatir algún aspecto emocional que ahora, con más tiempo encerrados en casa y la privación en ocasiones de las reuniones sociales unidas al riesgo, puede que no se den y es posible que eso fomente las tensiones en la pareja.

5) Fortalecer las bases. Porque la pandemia, las enfermedades, toques de queda, la familia, niños, el estrés laboral… todo ello es motivo de que haya más inquietud con la pareja, de callarse algunas cosas para no preocupar pero que a la larga crea falta de comunicación. La terapia de pareja puede ayudar a sacar esos escollos y trabajar en la confianza para fortalecer la pareja.

Hay más muchos más, desde luego, y en Javier Psicólogo Málaga, desde luego, podemos ayudarte, ayudaros, con la terapia de pareja en Málaga cuando lo necesitéis, cuando sintáis que la tensión o que el día a día os puede vencer, crear situaciones incómodas que os provocan tensión

blue monday

Blue Monday e ir al psicólogo. ¿Qué está pasando?

El pasado lunes día 20 fue el llamado “Blue Monday” el día más triste del año, y apareció en todos los medios. Hasta se hicieron campañas publicitarias que hablaban de ello con intención de hacerte comprar para “pasar el día más triste” o que incluso te daban pautas de comportamiento para afrontarlo.

¿Qué hay de cierto en el “Blue Monday”? En realidad: nada. Blue Monday fue algo que se originó con motivo de una campaña publicitaria de la compañía (que ya no existe) Sky Travel, y su razonamiento se apoyaba en una fórmula pseudocientífica que desarrolló un profesor retirado de la Universidad de Cardiff (que ya se distanció del profesor). La ecuación en sí no se sostiene ni justifica nada de nada.

Así pues, ¿por qué consideramos que el Blue Monday es el día más triste? O ya puestos, ¿por qué los lunes son tristes y desapacibles? ¿Por qué nos cuesta tanto la vuelta al trabajo, ya sea después de Navidades o Verano?

La respuesta desde la psicología cognitiva la tenemos clara. los pensamientos influyen en nuestro estado de ánimo y estos los publicistas y los empresarios son conscientes de ello.

El “Blue Monday” es un fantástico ejemplo de cómo funciona nuestra mente, cómo los pensamientos anteceden a un estado de ánimo y como esos pensamientos y ese estado de ánimo producen una conducta, en este caso la compra de artículos que probablemente no necesito para encontrar bienestar en la compra y poder paliar las consecuencias del peor lunes del año… ¿Por qué el peor lunes del año? Pues porque me han hecho creer que ese pensamiento es real y que un lunes puede ser mejor o peor que otro cualquiera.

Yo, como psicólogo cuando alguien me plantea en terapia lo malo que son los lunes le contesto lo buenos que son para mí.

Esa persona en cuestión lleva todo el domingo por la tarde atormentándose con la idea de que mañana hay que trabajar, que hay que madrugar que tengo que ver a mí jefe, a ese compañero que mi mente me dice que es lo pero, y así, más y más pensamientos negativos.

Yo los domingos intento disfrutar del domingo y no pensar en el trabajo y cuando tengo un día negativo y pienso en lo malo que es un lunes automáticamente (ha sido un proceso terapéutico) pienso en: “¡¡Javier que tienes trabajo!!”, “Javier ten una actitud de intentar que sea un buen lunes, que quedan cinco días para otro fin de semana”, o cualquier otro que contrarreste los pensamientos negativos. No se trata de pensar en positivo, hoy en día hay muchos estudios que dicen que eso no funciona, se trata de tener pensamientos realistas.

Quizás un lunes no es el mejor día de la semana ¡pero tampoco es el peor lunes del año! ¿Blue Monday?… Es un lunes como otro cualquiera.